Inicio Vídeos Ensayos Clínicos Protocolos Casos Clínicos Ficha Técnica Bibliografía
Share on Facebook Share on Twitter Share via e-mail Print

Ensayos Clínicos e investigaciones

Este listado de ensayos y documentación al respecto no es exhaustivo, ya que a lo largo de los últimos 50 años, han sido publicados cientos de ellos. Nos limitamos a la investigación relacionada con la salud.

Esta página es básica y esencial a la hora de demostrar a los detractores del Dióxido de Cloro que hay una ciencia sólida detrás de su uso como medicamento. Muchas de las investigaciones han sido publicadas en revistas médicas reconocidas y revisadas “por pares”, es decir, comprobadas por otros científicos para certificar su veracidad.

Resumen de Toxicidad e Usos

Este estudio, publicado en el “International Journal of Vaccines and Vaccination” es un resumen de las propiedades terapéuticas del Dióxido de Cloro.

Incluye:


“En la investigación continua durante más de veinticinco años de la Fundación Innerlight Biological Research se ha comprobado el uso clínico de Dióxido de Cloro en las siguientes aplicaciones: a. Herpes I y HI, b. SIDA (HTLV-m) c. Quistes d. Herpes e. Herpes Zoster f. verrugas g. Citomegalovirus h. Polio i. Gripe j. Cáncer k. Otitis l. Bronquitis y Sinusitis m. Caspa n. Soriasis l. Infecciones de garganta p. Neumonía q. Enfermedades de la boca r. Infecciones de orina s. Hongos t. Cándida

Ensayo Clínico sobre la Toxicidad en seres humanos a largo plazo - Dióxido de Cloro Ingerido


Por Judith R. Lubbers, Sudha Chauan, y Joseph R. Bianchine

Los estudios (de doble ciego) realizado en los institutos nacionales de Washington DC (EE.UU) comprueban que el Dióxido de Cloro consuido durante un periodo largo o prolongado resulta no ser perjudicial ni dañino en humanos.

Métodos

60 voluntarios bebieron agua con Dióxido de Cloro hasta 24.0 mg/L durante 12 semanas y fueron sometidos a análisis de sangre para comprobar si el consumo tenía efectos adversos.

Resultados

Un aspecto importante de este estudio fue la observación clínica cuidadosa y continua de todos los sujetos. Las historias clínicas generales y exámenes físicos individuales junto con observaciones subjetivas y pruebas cualitativas de laboratorio a lo largo de este estudio fueron recopiladas en el expediente médico de cada sujeto. Una inspección cuidadosa de cada uno de estos archivos médicos presentó una revisión de la salud clínica general de cada sujeto.

La evaluación clínica cuidadosa de todos los sujetos no revelaron ningún efecto clínicamente importante sobre el bienestar médico de cualquier sujeto, como resultado de la ingestión.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1569027/pdf/envhper00463-0059.pdf

Ensayo Clínico sobre la Toxicidad en ratas - Dióxido de Cloro Inhalado


Akinori Akamatsu, Cheolsung Lee, Hirofumi Morino, Takanori Miura, Norio Ogata, Takashi Shibata

Estudio de toxicidad por inhalación con bajo nivel de dióxido de cloro a seis meses en ratas.

Métodos

El gas CD a 0,05 ppm o 0,1 ppm durante 24 horas al día y 7 días a la semana fue administrado a ratas durante 6 meses bajo una condición sin restricción con acceso libre a comida y agua en una cámara para simular el estilo de vida normal en seres humanos. Los animales de control se expusieron solamente al aire. Durante el período de estudio, se registraron el peso corporal, así como los consumos de agua y alimentos. Después de la exposición de 6 meses y el período de recuperación de 2 semanas, se sacrificaron animales y se realizaron una serie de exámenes toxicológicos, incluyendo bioquímica, hematología, necropsia, peso de órganos e histopatología.

Resultados

Los niveles bien regulados de gas de CD fueron expuestos en toda la cámara durante todo el período de estudio. No se observó ningún signo de toxicidad relacionada con el gas CD durante todo el período de estudio. No se observaron diferencias significativas en el aumento de peso corporal, los consumos de alimentos y agua, y el peso relativo del órgano. En los exámenes de bioquímica y hematología, los cambios no parecen estar relacionados con la toxicidad del gas CD. En necropsia e histopatología, no se observó toxicidad relacionada con el gas de CD incluso en los órganos respiratorios objetivo esperados.

Conclusiones

CD gas hasta 0.1 ppm, excediendo el nivel eficaz contra microbios, expuestos a todo el cuerpo en ratas continuamente durante seis meses no era tóxico, en una condición que simula el estilo de vida convencional en humanos.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3298712/

Ensayo clínico sobre el efecto carcinogénico a largo plazo del Dióxido de Cloro en ratas - ingestión oral


Kurokawa Y, Takayama S, Konishi Y, Hiasa Y, Asahina S, Takahashi M, Maekawa A, Hayashi Y.

Estudio de toxicidad por ingestión en ratas

Abstracto

Se han realizado ensayos de carcinogenicidad in vivo a largo plazo de bromato de potasio (KBrO3), hipoclorito de sodio (NaClO) y clorito sódico (NaClO2) en Japón entre 1977 y 1985. En estas investigaciones, se han utilizado grupos de aproximadamente 50 ratones F344 machos y 50 hembras … Se administró NaClO2 (Dióxido de Cloro) a ratas de ambos sexos a una dosis de 600 o 300 ppm durante 85 semanas. No se observaron diferencias estadísticamente significativas en la incidencia de formación de tumores entre los grupos tratados con NaClO2 (Dióxido de Cloro) y control de ambos sexos.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3816726

Dióxido de Cloro - Toxicidad


Lin JL , Lim y Bathina, Yadla M, Burri S, Enganti R, Prasad Ch R, Deshpande P, Ch R, Prayaga A, Uppin M.

Hay tres casos documentados clínicamente de intoxicación con el Dióxido de Cloro o Clorito Sódico: Un ciudadano Chino que intentó el suicidio con la sustancia y dos trabajadores de limpieza que inhalaron cantidades enormes del gas (en uno de los casos, 250 cc, o 5 veces más que la dosis máxima recomendada). En todos los casos sobrevivieron después de tratamiento. Dos citas de los estudios:

1. “Toxicity of chlorine dioxide and its metabolites is rare” (Toxicidad del Dióxido de Cloro y sus metabolitos es poco común).

2. “To our knowledge, there has been no clinical report of human intoxication with sodium chlorite”. (No tenemos constancia de cualquier informe clínico de intoxicación con Clorito Sódico).

Caso Chino - Uno de los casos de trabajadores de limpieza

Ensayos sobre el Dióxido de Cloro para curar enfermedades

Patente Chino para usar el Dióxido de Cloro como cura para el cáncer


Xuewu Liu

Investigadores Chinos han patentado un tratamiento con el Dióxido de Cloro para propiciar una “Apoptosis Celular” o muerte programada de células tumorales.  En sus investigaciones, la ingesta de Dióxido de Cloro provoca que el cuerpo se vuelva mas alcalino, provocando dicha apoptosis y haciendo que desaparezca el tumor. (Ver “Efecto Warburg” en Bibliografía) ENLACE A LA PATENTE.

A la derecha, un vídeo del Dr. Andreas Kalcker con más detalles sobre la patente.

Dióxido de Cloro como Anti-Viral


Norio Ogata y Takashi Shibata

Es el caso de los médicos japoneses Norio Ogata y Takashi Shibata quienes en el 2007 trataron en su laboratorio de Osaka a ratones a los que inocularon el virus de la gripe A constatando que el 100% de los tratados con Dióxido de Cloro sobrevivía mientras el 70% de los del grupo de control moría ENSAYO.

Tratamiento del SIDA y la Malaria


Klaus Schustereder

El doctor suizo Klaus Schustereder ha estado por su parte trabajando en África con el MMS y otros medicamentos homeopáticos. Pues bien, en uno de sus estudios –realizado en el 2008- trató a 10 personas que tenían SIDA y malaria simultáneamente y comprobó que en 8 de los casos la carga viral pasó a ser de cero desapareciendo además la malaria. Y las pruebas fueron realizadas en el Instituto Pasteur (www.lediamantvivant.com y www.borderlands.de/net_pdf/NET1108S9-16.pdf) con el formato de doble ciego.

Pié Diabético


Cheryl M. Bongiovanni, Michael D. Hughes y Robert W. Bomengen

También los doctores Cheryl M. Bongiovanni, Michael D. Hughes y Robert W. Bomengen efectuaron en el Hospital de Clínicas de la Región de los Lagos (Lakeview, Oregón (EEUU) un estudio con 231 pacientes que sufrían pie diabético con resultados excelentes pues la mayoría cicatrizaron en pocas semanas.

El trabajo –titulado Accelerated Wound Healing: Multidisciplinary Advances in the Care of Venous Leg Ulcers-apareció en Angiology el año 2006 (http://ang.sagepub.com/cgi/reprint/57/2/139.pdf).

Dióxido de Cloro en Odontología


Dra. Eva Serra

En España hay quien igualmente tiene experiencia médica en el MMS. La doctora Eva Serra por ejemplo, odontóloga especializada en implantología y ortodoncia, nos diría “Mi experiencia con el MMS ha sido -y es- muy satisfactoria desde el principio. En aftas, estomatitis aftosas, enfermedades periodontales, post cirugía... En todos esos campos ha demostrado ser eficaz y beneficioso. Especialmente en el tratamiento de las estomatitis aftosas -las resuelve en veinticuatro horas- así como colutorio tras cualquier tipo de cirugía oral.

Acelera la cicatrización, previene infecciones y alivia molestias. Evidentemente antes de prescribir a mis pacientes el MMS estuve tomándolo yo misma tres semanas y al menos en mí los efectos fueron beneficiosos. Experimenté un claro bienestar general con una sorprendente mejoría en el cansancio y agotamiento personal. No he realizado pues ningún estudio clínico con el MMS pero puedo aseverar que ha tenido un resultado positivo en todos los pacientes tratados. Mi experiencia ha sido tan positiva que he establecido un protocolo de forma habitual con MMS como colutorio en todos los casos de cirugía oral, bien sean implantológicos, cirugía de terceros molares o pacientes periodontales con un resultado muy satisfactorio”.

Investigación de la Universidad Policlínica de Nicaragua


Dr. Alfredo Ruiz

La experiencia del Dr. Alfredo Ruiz es igualmente positiva. Solo que este médico realizó su investigación -se llevó a cabo entre el 10 de junio y el 10 de diciembre del 2009 en el Hospital del Monte Tabor y en la Universidad Policlínica de Nicaragua en Managua- en varias enfermedades distintas: cáncer reumatismo, fibromialgia, colitis, patologías virales…

Pues bien, según el estudio en la mayoría de los casos hubo una rápida y favorable respuesta al tratamiento. En su trabajo el Dr. Ruiz explica los efectos bioquímicos del MMS en el organismo: “Dentro del cuerpo la toxocinética de este mineral lo hace muy versátil pues al igual que el dióxido de carbono el dióxido de cloro penetra en el glóbulo rojo y es transportado por la sangre a todas partes.

Esta penetración la puede efectuar desde las mismas paredes del estómago por lo que su incursión en la economía corporal puede ser rápida. Ya en la sangre el dióxido de cloro se va liberando poco a poco del MMS en las siguientes 12 horas de su administración y mantiene su actividad curativa pues sólo se activa cuando encuentra un tejido con exceso de radicales ácidos que, por su misma presencia, requieren ser oxidados.

Entonces el dióxido de cloro ‘explota’, es decir, se desdobla muy rápidamente en 2O-2 y Cl-1, los iones más electronegativos del planeta después del flúor. El oxígeno despoja el exceso de acidez o hidrógeno del lugar y forma agua inofensiva y el cloro también captura rápidamente más hidrógeno oxidándolo y forma k.o. el cual, al interactuar con el sistema buffer hepático, capta sodio circulante y se transforma en sal común y H+… pero este hidrógeno ya está fuera del lugar donde estaba formando acidez nociva y es absorbido por el ácido carbónico; luego adicionando sodio forma bicarbonato de sodio (… )

Por otro lado, el cloro puede no formar ácido clorhídrico (HCl) sino irse al sistema inmunitario y ser material precursor para formar ácido hipocloroso (HClO) que el mismo sistema inmune usa contra microorganismos patógenos y células malignas, logrando más efectividad y selectividad en su función.

Investigaciones sobre el producto han especificado que cuando se forma por activación el dióxido de cloro una pequeña porción de él se transforma en su conjugado que, casualmente, es el ácido hipocloroso, la sustancia que los neutrófilos y macrófagos vierten sobre los microbios para combatirlos. De ahí su efecto antibiótico”.

Investigaciones sobre numerosas enfermedades (SIDA, Neumonía, Cáncer etc.)


Dr. Antonio Romo Paz

Antonio Romo Paz, químico, máster en Nutrición, académico e investigador de la Universidad Sonora de México estudia también desde hace 4 años los efectos del MMS y asegura que puede ser utilizado para tratar enfermedades como la malaria, el dengue, la tuberculosis, las hepatitis A, B y C, el SIDA, la influenza, la neumonía y el cáncer.

“El dióxido de cloro en las cantidades recomendadas –afirma en una entrevista que el lector puede leer íntegramente http://www.narom.org/Antonio%20Romo%20Paz.html Es un reforzador del sistema inmune muy potente. También actúa afectando el metabolismo de los microorganismos y otros patógenos provocando la muerte de éstos por inanición sin dejar información genética; y debido a esto no genera resistencia.

El dióxido de cloro se utiliza en muchas ciudades de Estados Unidos y Europa para purificar el agua que consumen sus habitantes. En cuanto a la seguridad del tratamiento a las cantidades recomendadas se ingiere solamente una parte por millón de dióxido de cloro (ppm), cantidad similar a la empleada en los sistemas de agua de las ciudades y solamente por varios días se sube esa cantidad.

Y en 10 años de estarse usando esas cantidades no se ha reportado ningún efecto secundario. Solamente hay reacción al producto cuando se emplea en personas que anteriormente fueron tratadas con diferentes medicamentos por largos periodos pero en tales casos se disminuye la dosis. Las reacciones que se observan son náuseas, vómitos y a veces diarrea pero al bajar la dosis ya no se vuelven a presentar. Y no en todas las personas se observan esas reacciones”.

Posteriormente, al referirse a sus investigaciones, diría: “Lo que hicimos fue investigar qué tan efectivo era el MMS para combatir la tuberculosis y para ello se lo administramos a personas con esta enfermedad y que llevaban el tratamiento tradicional en el centro de salud local. Entre las personas tratadas había un joven de 24 años con tuberculosis resistente a todos los antibióticos y a los 15 días de tomarlo le tocó hacerse análisis clínicos y salió negativo al bacilo de esta enfermedad. Hasta el mismo médico se sorprendió de los resultados porque las autoridades de salud no estaban enteradas de que también llevaba el tratamiento de MMS.

El tratamiento tradicional de la tuberculosis dura aproximadamente 6 meses y con el MMS bastaron 15 días para obtenerse resultados satisfactorios...

Otro caso documentado es el de una persona de 50 años de edad con cáncer prostático y metástasis (diseminado). Sus análisis clínicos mostraban un antígeno prostático de 847 -factor que nos indica la gravedad de la enfermedad- y al segundo día de tratamiento -esa persona estaba postrada- ya se había levantado y tenía mejor humor.

A los 3 meses de tratamiento su antígeno prostático había disminuido drásticamente y en la actualidad, a 6 meses del diagnóstico, tiene un antígeno prostático de 7 que aunque aún no es normal del todo se considera satisfactorio porque lleva una tendencia a la baja; lo ideal es que esté por debajo de 4. Esa persona hace hoy vida normal y se encuentra trabajando y en excelente estado de salud. Y del cáncer prostático ya ni se acuerda; eso quedó atrás“.

Ensayo Clínico usando Dióxido de Cloro como Enjuage Bucal


Kayoko Shinada, Masayuki Ueno, Chisato Konishi, Sachiko Takehara,1 Sayaka Yokoyama, Takashi Zaitsu, Mari Ohnuki, Fredrick Allan Clive Wright,  Yoko Kawaguchi

Efectos de un enjuague bucal con dióxido de cloro en el mal olor oral y las bacterias salivares: un ensayo randomizado controlado con placebo de 7 días.

Resultados:

Después de enjuagar con el enjuague bucal que contenía Dióxido de Cloro durante 7 días, el mal aliento de la mañana disminuyó según lo medido por el OM y se redujeron las concentraciones de H2S, CH3SH y (CH3) 2S medidas por GC. Por otra parte el enjuague bucal de Dióxido de Cloro utilizado durante un período de 7 días parecía efectivo en la reducción de la placa, la acumulación de la capa lingual y los recuentos de Fusobacterium nucleatum en la saliva.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2831889/

Los mecanismos de inactivación del virus del polio por dióxido de cloro y yodo.


M E Alvarez y R T O'Brien

Abstracto

Dióxido de cloro y poliovirus inactivado con yodo más eficientemente a pH 10,0 que a pH 6,0. Los análisis de sedimentación de virus inactivados por dióxido de cloro y yodo a pH 10,9 mostraron que el ARN viral se separó de las cápsides, dando como resultado la conversión de viriones de estructuras 156S en partículas 80S. Los ARN liberan tanto de virus inactivados con dióxido de cloro como inactivados por yodo con el ARN viral 35S intacto. Tanto el dióxido de cloro como el yodo reaccionaron con las proteínas de la cápside del poliovirus y cambiaron el pI de pH 7,0 a pH 5,8. Sin embargo, se encontró que los mecanismos de inactivación del poliovirus por dióxido de cloro y yodo difieren. Los virus inactivados con yodo al deteriorar su capacidad de adsorber a las células HeLa, mientras que los virus inactivados con dióxido de cloro mostraron una reducción de la incorporación de la [14C] uridina en el nuevo ARN viral. Concluimos, entonces, que el dióxido de cloro inactivó el poliovirus reaccionando con el ARN viral y perjudicando la capacidad del genoma viral de actuar como un molde para la síntesis de ARN.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC242149/

La inactivación del rotavirus humano y simio por Dióxido de Cloro.


Y S Chen y J M Vaughn

Abstracto

Se investigó la inactivación de las poblaciones de partículas individuales de rotavirus humanos (tipo 2, Wa) y simiescos (SA-11) por dióxido de cloro. Los experimentos se realizaron a 4 grados C en un tampón de fosfato-carbonato estándar. Ambos tipos de virus fueron rápidamente inactivados, dentro de los 20 s en condiciones alcalinas, cuando se utilizaron concentraciones de dióxido de cloro entre 0,05 y 0,2 mg / litro.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC184410/

Curación de una necrosis de mandíbula con Dióxido de Cloro


Soolari, Soolari A.

Cierre de una herida abierta asociada con osteonecrosis relacionada con bifosfonatos de la mandíbula en un paciente con cáncer de mama.

MATERIAL Y MÉTODOS: El paciente presentó dolor de una lesión no cicatrizante en el maxilar posterior posterior a la extracción del tercer molar superior derecho. La lesión no había respondido a ningún tratamiento dental convencional. La paciente había sufrido de cáncer de mama, y su tratamiento incluyó varios años de terapia con Zometa (ácido zoledrónico), un bisfosfonato.

RESULTADOS:

El paciente dejó de tomar Zometa y comenzó a enjuagar con enjuague bucal con 0,1% de dióxido de cloro estabilizado con tampón fosfato. Después de 5 meses, se observaron cambios en la morfología de la lesión y el tejido blando se cerró sobre la herida abierta.

CONCLUSIÓN:

La cesación de la terapia con bifosfonatos y el uso de un enjuague bucal estabilizado con tampón de fosfato 0,1% con dióxido de cloro disminuyeron el dolor del paciente y dieron como resultado el cierre de la lesión de los tejidos blandos.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22135700

NOTA LEGAL: Esta Web no pretende diagnosticar enfermedades o aconsejar tratamientos médicos. El contenido de esta Web es puramente informativo. Debemos tener en cuenta que el consumo del Dióxido de Cloro y el Clorito Sódico como medicamento está prohibido en algunos países. Ante cualquier duda, consulte con un médico.

Más Ensayos y Estudios…

Existe mucha documentación sobre la eficacia del MMS (Clorito Sódico activado) y el Dióxido de Cloro. Otra fuente de información se puede encontrar en ESTE enlace.

Ensayos relacionados con Toxicidad

Debido al énfasis en los medios sensacionalistas sobre los peligros del MMS y el Dióxido de Cloro, a continuación exponemos primero los ensayos relevantes respecto a su seguridad. Estos demuestran que el Dióxido de Cloro, en la dosis recomendada, es completamente inocuo y no tiene contraindicaciones a corto ni a largo plazo.

“Evaluación sobre el Dióxido de Cloro

Muchas evaluaciones han mostrado que el dióxido de cloro no es tóxico.

Cinco décadas de uso indican la AUSENCIA DE CUALQUIER EFECTO ADVERSO sobre la salud.

Las pruebas de toxicología incluyen la ingesta de ClO2 en agua potable, añadido a cultivos de tejidos, inyecciones en la sangre, desinfección de semillas, desinfección de huevos de insectos, inyecciones bajo la piel de los animales y en los cerebros de ratones, quemaduras administradas a más de 1500 ratas, y inyecciones en los tallos de las plantas.”

Enlace al documento completo con ensayos clínicos AQUI.

Listado adicional de estudios sobre toxicidad: (en inglés)

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1474311/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1569027/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3816726

Mail: info@dioxidodecloro.wiki?subject=Petición de dioxidodecloro.wiki IJVV-02-00052.pdf