Enfermedades degenerativas

Patente para el tratamiento de Enfermedades Neurodegenerativas con Cloríto Sódico

Micheal S. McGrath, Universidad de California
La patente presenta métodos para tratar una enfermedad neurodegenerativa asociada a macrófagos, como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), la enfermedad de Alzheimer (EA) o la esclerosis múltiple (EM) en un sujeto mediante la administración de Clorito en una cantidad efectiva para disminuir la activación de las células inmunitarias de la sangre.

https://patents.google.com/patent/US20170065634A1/en

Pié Diabético

Cheryl M. Bongiovanni, Michael D. Hughes y Robert W. Bomengen
También los doctores Cheryl M. Bongiovanni, Michael D. Hughes y Robert W. Bomengen efectuaron en el Hospital de Clínicas de la Región de los Lagos (Lakeview, Oregón (EEUU) un estudio con 231 pacientes que sufrían pie diabético con resultados excelentes pues la mayoría cicatrizaron en pocas semanas.

El trabajo –titulado Accelerated Wound Healing: Multidisciplinary Advances in the Care of Venous Leg Ulcers-apareció en Angiology el año 2006 (http://ang.sagepub.com/cgi/reprint/57/2/139.pdf).

Ensayo Clínico para el tratamiento de la Esclerosis Lateral Amiotrófica

Actualmente, la Agencia de Medicamentos de la Union Europea ha legalizado el uso del Clorito Sódico para tratar dicha enfermedad. El Laboratorio de Investigación Alemán FGK está llevando a cabo un ensayo clínico con el Clorito Sódico intravenoso.

https://www.ema.europa.eu/medicines/human/orphan-designations/eu3131139

Caso Clínico: Informe evolutivo con CDS vía oral e intravenosa en el tratamiento de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica.)

Dr. Gustavo de León.
Las Palmas de GC – España (julio 2015.)


…“es importante citar que actualmente existe como medicamento huérfano aprobado el Clorito de Sodio, puesto que ha quedado demostrado científicamente que podría resultar de gran beneficio para los pacientes con ELA. Los primeros estudios en modelos preclínicos han evidenciado que, no sólo podría aliviar y/o eliminar los síntomas de la enfermedad, y retrasar la progresión de la misma, sino posiblemente además modificar su curso. Esto significa estar ante un poderoso descubrimiento de que una sustancia sencilla como es el clorito de sodio, con ínfimos o nulos efectos secundarios si se pauta correctamente la dosis, puede ser capaz de conseguir lo que el Riluzol como medicamento de elección no ha sido capaz de alcanzar.”

Descargar Caso Clínico Evolutivo

LinkedIn
Share